EL ARTE DE ENGAÑAR

Cambiemos utilizó el nombre de cientos de pobres en la provincia de Buenos Aires para lavar dinero de la última campaña electoral, cuando llevó como candidatos a Esteban Bullrich y Graciela Ocaña. Así lo reveló una investigación periodística que cotejó los aportantes individuales declarados por la Junta Electoral de Cambiemos con los listados de beneficiarios de los planes Argentina Trabaja y Ellas Hacen. Al menos 205 desocupados, muchos residentes en villas o asentamientos, carentes de todo, fueron hechos figurar como donantes mediante el robo de sus datos, encubriendo el origen de por lo menos 300 mil pesos. Dirigentes de la oposición anticiparon que presentarán denuncias penales por posible lavado de dinero.

Compartir en redes sociales