MEDIOS ALTERNATIVOS + G20 por Fernando Dasencic

 

A FAVOR DEL VIENTO 129

El terminar esta temporada de A favor del Viento, se da la  oportunidad propicia para hacer un balance de medio término. Además comunicar a los  auditores que  podrán   leerme   en  la página www.donaquiles.com.ar

Por otra parte, analizar si hemos contribuido aunque sea en una mínima medida a la batalla de ideas que llevamos a cabo,  en desventaja numérica y económica, con los medios hegemónicos concentrados.

Lo primero a tener en cuenta es que no existe una real  disposición por parte de quienes se oponen a las ideas  del neoliberalismo globalizante, para apoyar a los comunicadores que, desde la periferia mediática, dan diariamente el combate informando con la verdad  sin adjetivos.

Son algunas decenas de radios, periódicos, publicaciones, programas de TV y comunicadores, los que se juegan diariamente en condiciones adversas, por la información pura y dura.

Digámoslo derechamente, se trata también de apoyo económico para mantener estos faros del pensamiento crítico, pero fundamentalmente se trata de la creación de redes que permitan  que estas manifestaciones de libertad y democracia no se sientan luchando solas.

Los movimientos populares, sus dirigentes y el pueblo en general tienen que entender, que la existencia de la comunicación alternativa es garantía para lograr gobiernos democráticos y progresistas.

Si no se entiende estaremos entregando nuestras comunidades, a los designios que nos tiene reservado la unipolaridad de la información del capitalismo neoliberal.

Aprovecho este último programa de la temporada, para poner algunos ejemplos que avalan la necesidad de la existencia de medios no comprometidos con la verdad única y oficial.

Se realizara este viernes y sábado en Buenos Aires, el encuentro del G20 que reúne a las 20 economías más  desarrolladas del mundo, las cuales manejan  además todo el circuito financiero mundial.

Los medios hegemónicos y el gobierno  nos quieren hacer creer que dicha reunión es beneficiosa para el pueblo argentino, que además es un espaldarazo para la  política económica que llevan a cabo, que del éxito de esta cumbre depende el futuro del país y sus habitantes.

Nada más lejos de lo real. En las arenas del G20 se batirá la posición proteccionista de Trump contra Yi Jiping y viceversa, por los aranceles que ambos países han puesto a las importaciones. Trump contra Putin por el mismo tema, además de disputas por la situación candente entre Rusia y Ucrania.

EE.UU. defenderá al príncipe Mohamed bin Salman de Arabia Saudita y tratará de exonerarlo ante el mundo, de la responsabilidad por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi del Washington Post. Si no lo hace, puede perder su principal mercado de venta de armas. Para el complejo militar industrial yanqui mantener el negocio es más importante que la vida.

Se discutirá lo referente al Brexit de Inglaterra y la Unión Europea, se presentaran  en sociedad los populismos de  derecha de Italia y de ultra derecha de  Bolsonaro como invitado, Macron y su neoliberalismo galo,  Japón y el neoliberalismo  asiático, y suma y sigue.

Uds. creen que alguno se preocupara de la situación de Argentina, de los miles de desocupados que deja a su paso el FMI? Acaso alguien levantara la voz por la miseria en que se desenvuelven los jubilados en nuestro país?

A los participantes del G20 no les interesa tampoco, el nivel de endeudamiento al que nos ha llevado el gobierno de Mauricio Macri, salvo para ver si pueden aprovechar la apertura económica y endeudarnos más.

El Presidente y los funcionarios argentinos estarán para cumplir con las peticiones  de los jerarcas mundiales asistentes. En todo caso no podrán cumplir con la seguridad, después del bochorno que significo para la Ministro de Seguridad de la Nación, un incidente callejero antes  de la disputa de  un simple partido de fútbol.

Solo les queda servir café y medialunas, por favor, sin manchar a nadie.

 

Buenas tardes y buena vida.

Compartir en redes sociales