EL CONSUMO DE COCAÍNA EN EL MUNDO

 

La cocaína es una de las drogas más consumidas del mundo según los datos procedentes del World Drug Report, elaborado por Naciones Unidas. Y al igual que ocurre con el consumo de otras drogas, los mayores consumidores de cocaína se aglutinan especialmente en países económicamente desarrollados.

Hay que considerar que, como pasa con la mayoría de estupefacientes, estos fluyen hacia los mercados donde mejor se pagan, por lo que los consumidores finales no se suelen encontrar en los países productores o de tránsito sino donde se demandan estas sustancias. Así, nos encontramos con que distintos países europeos, Australia, Estados Unidos o los estados del Cono Sur copan los primeros puestos en cuanto a porcentaje de la población que consume cocaína.

Observando el mapa se puede entender que aquellos lugares donde acaban las principales rutas de tráfico de cocaína sean algunos de los países donde más se consume.

El consumo de esta droga, debido a los altos niveles de adicción que genera, ocasiona importantes problemas de salud pública en aquellos lugares donde más se demanda. Aunque buena parte del consumo está relacionado con el ocio —como ocurre con otras sustancias—, a largo plazo genera deterioros físicos y mentales importantes.

En la otra cara de la moneda, hay que considerar que el tráfico de esta sustancia genera beneficios milmillonarios para un buen número de organizaciones criminales que se dedican a producir, transportar y distribuir la droga. En este sentido, más allá de la cuestión de la salud pública, la mayoría de países que sufren este fenómeno de un consumo tan elevado, se han visto incapaces de limitar la entrada de droga y de acotar las redes que se lucran con ella

Compartir en redes sociales