Los espías de Macri y el borrador que le dieron a Carzoglio para detener a Pablo Moyano

El Destape accedió al borrador que los agentes de la AFI le enviaron al juez para meter preso al gremialista y corroboró sus identidades.
Los jefes de la AFI confirmaron que espías apretaron a un juez en la causa Moyano
altText(Carla Pelliza)Carla Pelliza

El juez de Avellaneda Luis Carzoglio denunció que dos agentes de inteligencia fueron a su despacho en nombre del presidente Mauricio Macri para expresar la «obsesión» del Jefe de Estado de tener a Pablo Moyano preso. En exclusiva, El Destape accedió al borrador que Fernando Di Pasquale y Juan Sebastián Destéfano, los dos AFI, le entregaron al magistrado y pudo corroborar las identidades de los espías, cuya visita fue confirmada en el Congreso de la Nación por los propios Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, cúpula de la ex SIDE.

La AFI depende directo del Presidente, que colocó al frente de la casa de los espías a su amigo Gustavo “el Negro” Arribas, quien se mudó al departamento de Macri cuando este pasó a vivir en la residencia de Olivos. “Es el más acostumbrado a las trampas», dijo para justificar su designación como jefe de los espías.

La intervención de Carzoglio en el caso de Pablo Moyano chocó contra la operación iniciada por el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, quien el 12 de octubre del año pasado pidió la prisión preventiva del camionero por integrar, presuntamente, una asociación ilícita con la barra brava de Independiente. Los dos magistrados que tuvieron la causa en sus escritorios, Carzoglio y el juez Gabriel Vitale, recibieron visitas de agentes de inteligencia que les manifestaron el interés de Macri en que se apresara al camionero.

Carzoglio declaró ante la UFI 4 de Avellaneda-Lanús el 3 de diciembre de 2018. Contó que los espías se presentaron en su despacho, que los atendió a puertas abiertas y que le manifestaron el interés de Macri en la causa, la “obsesión” de detener a Moyano.

Los agentes de la ex SIDE le preguntaron al juez “qué era lo que quería a cambio de detenerlo a Moyano” ya que “venían de parte del presidente Macri y tenían una obsesión para detener” al camionero, tal como consta en la foja 40 de la causa 23308-18-00 que tramita la UFI 4.

Dos horas después de la visita, una secretaria de los espías envió, en sobre cerrado, un borrador para «facilitarle» el trabajo a Carzoglio a la hora de ordenar la detención del camionero.

Los espías visitantes
En una entrevista exclusiva con El Destape, el juez Luis Carzoglio confirmó las identidades de los dos agentes de inteligencia que lo visitaron a mediados de agosto en su despacho. Con las fotos sobre su escritorio, identificó a Fernando Di Pasquale, contador, y a Juan Sebastián De Stéfano.

Este último es director de Asuntos Jurídicos de la AFI. Conocido como “El Petiso” o “Enano”, su terminal es nada menos que Angelici, el delfín de Macri en Boca que tiene una enorme influencia en el mundo judicial. Angelici desplegó su tropa en lugares clave para las operaciones mediático-judiciales, desde la oficina de escuchas que (des)controla la Corte Suprema hasta la ex SIDE. De Stéfano trabajó en la Corporación Buenos Aires Sur bajo las órdenes de Humberto Schianoni, presidente del PRO a nivel nacional. Tuvo un paso importante por el Consejo de la Magistatura porteño, y finalmente Angelici lo colocó en la AFI. El cargo de De Stéfano en la casa de los espías es clave, ya que por su escritorio pasa todo el papeleo de la agencia

Compartir en redes sociales