POESÍA de Jorge Leónidas Escudero

Que sea un buen lunes! 🙂

Jorge Leónidas Escudero

Autorretrato

Tiene calva legendaria, rostro apachangado,
debajo de los ojos dos bolsas pesadas
con el agobio
que depositan ahí los desiertos.
Pero con esas dos bolsas se equilibra
para andar por las cornisas
tras palabras que le faltan
para entrar en debido silencio.
De modo que este hombre no ha dicho todo
porque ante decir lejanías
la lengua le queda corta.
Se le ve en la mirada que tiene edad para irse.
Y el hado lo ha vestido con cuerpo livianito,
así cuando a lo pulso sus amigos
carguen el féretro,
no anden jadeantes y echándole culpas
como se estila cuando es excesivo el muerto.
Tiene en la boca un dejo de ironía,
sobre todo cuando lee el diario
o cuando le cuentan un chiste y él estaba absorto
mirándose el ombligo.
Pone las orejas atentas a lo que escribe
y las manos
a rascarse hacia fuera, pero no mucho.
Le ocurre enamorarse
y es ahí cuando recibe palos, mas insiste.
Es todo lo que no olvido de él.

Compartir en redes sociales