POESÍA DE JACQUES PRÉVERT

Acordate Bárbara
Llovía sin parar ese día en Brest
Y vos ibas sonriente
Alegre radiante empapada
Bajo la lluvia
Acordate Bárbara
Llovía sin parar en Brest
Y te crucé en la calle Siam
Sonreías
Y yo sonreía también
Vos a quien no conocía
Vos que no me conocías
Acordate
Acordate pese a todo de ese día
No te olvides
Un hombre refugiado en un zaguán
Gritó tu nombre
Bárbara
Y corriste hacia él bajo la lluvia
Empapada alegre radiante
Y te arrojaste a sus brazos
De eso, Bárbara, acordate
Y si te tuteo no te enojes
Yo tuteo a todos los que quiero
Aunque los haya visto una sola vez
Yo tuteo a todos los que se aman
Aunque no los conozca
Acordate Bárbara
No te olvides
De esa lluvia serena y feliz
Sobre tu rostro feliz
Sobre esa ciudad feliz
Esa lluvia sobre el mar
Sobre el arsenal
Sobre el barco de Ouessant
Ah Bárbara
La guerra qué boludez
Ahora dónde estarás
Bajo esta lluvia de hierro
De sangre de acero de fuego
Y el que te apretaba en sus brazos
Amorosamente
Estará muerto desaparecido vivo quizá
Ah Bárbara
Sobre Brest llueve sin parar
Como llovía sin parar
Pero todo está herido no es igual
Cae una lluvia de duelo terrible desolada
No es ni siquiera la tormenta
De sangre de fuego de acero
Son simplemente las nubes
Que revientan como perros
Los perros que desaparecen
Por la orilla de Brest
Y van a pudrirse lejos
Lejos muy lejos de Brest
Donde no queda nada ya

Compartir en redes sociales