Confirman a Ramos Padilla en la megacausa de espionaje ilegal: Stornelli, Santoro y Cambiemos complicados

Duro revés que golpea al espía ilegal Marcelo D’Alessio, al fiscal, al Gobierno y a quienes operaban para que el expediente se mudara de Dolores a Comodoro Py.

El juez Alejo Ramos Padilla seguirá al frente de la investigación por operaciones de inteligencia y de espionaje ilegal. Así lo definió hoy la Cámara Federal de Mar del Plata, que le dio un duro revés al espía ilegal Marcelo D’Alessio, al fiscal Carlos Stornelli, al Gobierno y a todos aquellos involucrados en esta trama que, explícita o implícitamente, operaban para que el expedientes se mudara de Dolores a Comodoro Py, donde pudieran digitarlo a piacere. El fallo fue por unanimidad, firmado por los camaristas Eduardo Jiménez, Alejandro Taza y Bernardo Bibel.

La resolución de la Cámara de Mar del Plata establece que Ramos Padilla “continúe provisoriamente” a cargo de la investigación. La clave es que, para los jueces, es prematuro tomar una decisión final sobre la competencia de esta causa hasta que no esté claro su objeto procesal, es decir, qué se investiga. Vale recordar que este escándalo se inició con la denuncia del empresario agropecuario Pedro Etchebest, que sostuvo que fue extorsionado por D’Alessio en nombre de Stornelli para beneficiarlo en la causa de las fotocopias de los Cuadernos.

Sin embargo, el allanamiento que el juez Ramos Padilla realizó en el domicilio de D’Alessio cambió el panorama y, a esta altura ya vale decirlo, la historia. Lo que se inició con una extorsión derivó a que en la causa del espía ilegal se encontraran abundantes materiales de operaciones de inteligencia y de espionaje ilegales, realizadas por una red que incluye a ex comisarios bonaerenses como Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, espías como Rolando Barreiro, fiscales como Carlos Stornelli y Juan Ignacio Bidone, jueces como Claudio Bonadio, miembros del Gobierno como Elisa Carrió y Patricia Bullrich, periodistas como Daniel Santoro y hasta el vendedor de armas Mario Montoto, entre otros.

Los jueces Jimenez, Tazza y Bibel (que es de Necochea pero intervino para, según allegados a la causa, darle más fuerza a la decisión) establecieron dos cosas. Una, que la investigación quede por ahora en manos de Ramos Padilla. Dos, que esta causa no debe dividirse, que el juez que investigue esta oscura trama debe hacerlo en su conjunto para poder comprender las relaciones, tejes y manejes de la banda integrada por D’Alessio y sus compinches. Un tercer punto es que le indican a Ramos Padilla que defina rápido el objeto y lugar de la investigación y recalcan que esta decisión se puede modificar en el futuro.

Los jueces Jimenez, Bibel y Tazza advierten que su decisión de mantener provisoriamente a Ramos Padilla al frente de esta causa no se basa en las públicas sospechas que hay sobre el interés de que la causa se radique en Comodoro Py para que Stornelli y el Gobierno puedan manipularla. En su lenguaje, escriben: “Resultaría casi temerario convalidar la asignación de competencias territoriales por el simple hecho de presumir desviaciones indebidas de las normas constitucionales y legales por parte de un sector judicial en aras de supuesta protección de otros intereses sectoriales, políticos o corporativos por fuera de la contracción a definir una controversia judicial específica”. El sólo hecho de que tuvieran que aclararlo muestra los niveles de promiscuidad que son vox populi en los pasillos judiciales

Compartir en redes sociales