Stiuso apareció en el D’Alessiogate y se multiplican las suspicacias: apuntó contra Carrió y Santoro

Quiere ser querellante en el marco del caso Traficante. Fue citado por el juez Luis Rodríguez a una testimonial el 4 de julio. También hizo una presentación en Dolores. Apuntó contra Carrió y Santoro, en lo que se vislumbra como una guerra de “bandas”.
Franco Mizrahi

Cada vez que aparece el nombre del exagente de inteligencia Antonio “Jaime” Stiuso en alguna causa, se multiplican las suspicacias. En el mundo judicial y en el del espionaje se sabe que quien supo ser el hombre fuerte de la exSIDE no hace movimientos improvisados. Por eso se abren los interrogantes: el exjefe de Contrainteligencia quiere ser querellante en el el D’Alessiogate, dice que fue víctima en el marco del caso Traficante.

El exespía hizo dos presentaciones judiciales en los últimos días, una en Capital Federal y otra en Dolores. En el marco de la primera ya fue citado por el juez federal Luis Rodríguez para el 4 de julio a prestar declaración testimonial. Se trata del primer expediente que se inició contra Marcelo D’Alessio por extorsión.

“A los fines de ratificar la presentación realizada y aportar la documentación que allí ofreciera, cítese a prestar declaración testimonial a Antonio Horacio Stiuso”, escribió Rodríguez, el 27 de junio. El día que se conmemora la Independencia de los Estados Unidos, a las 11 de la mañana, se espera al espía por los tribunales de Comodoro Py para declarar en una de las causas que tiene el D’Alessiogate.

A su vez, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, debe resolver sobre una solicitud similar.

¿Qué esgrimió el exagente para ser convocado por la Justicia? Que él también fue víctima en el marco de la extorsión denunciada por el empresario aduanero, Gabriel Traficante, contra la banda de D’Alessio. Por lo que quiere ser tenido como querellante. Esto le permitiría tener acceso al expediente y hasta producir prueba.

Guerra entre bandas

En su presentación para ser tenido como querellante, el exhombre fuerte de los Servicios de Inteligencia dijo que desde que dejara la función pública fue “víctima de constantes operaciones”. Habló de un “exilio” durante el kirchnerismo y que con el cambio de gobierno decidió volver. “Entendí que estaban dadas las condiciones para que regrese al país”, dijo, “pero lo cierto es que me equivoqué”. Stiuso apuntó contra la diputada Elisa Carrió y el periodista Daniel Santoro (con quien está enfrentado), en lo que vislumbra una guerra entre bandas.

“A la luz de lo que se está revelando, tanto en este expediente, como el que tramita ante el juzgado federal de Dolores, advierto que surgen elementos comunes, que no solo justifican esta presentación, sino que permitirán trazar líneas o cauces de investigación”, señaló el exespía.

Y añadió: “La labor de ciertos agentes (orgánicos o inorgánicos) vinculados a la AFI (o a otros organismos de seguridad u organismos públicos en general), como así también relacionados con periodistas e incluso políticos (algunos en funciones legislativas), permiten dar cabida a la investigación que propicio”.

De acuerdo a su relato, en que el se victimizó, “de forma inmediata a su regreso” comenzó “a sufrir todo tipo de operaciones mediáticas y judiciales”.

Su escrito se centra en la denuncia que hizo el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich contra el entonces Director General de Aduanas, el excarapintada y ahora precandidato presidencial, Juan José Gómez Centurión. Y destacó que “en el marco de esa causa, de manera cuanto menos suspicaz o inexplicable, se presentó la diputada Elisa Carrió”, quien hizo “una encendida defensa del funcionario nacional que había sido denunciado por el mismo Gobierno”.

El exespía cuestionó que la cofundadora de Cambiemos, imputada en la causa de Dolores, haya apuntado contra él por contrabando, retomando un conflicto entre ambos de antigua data.

También dijo que a la denuncia judicial en su contra que impulsó Carrió le siguió “una profusa campaña de prensa, en una curiosa similitud con el tenor del hecho o el mismo modus operandi que VS investiga”.

Tras referirse a la banda de D’Alessio como “grupo de inteligencia paralela” afirmó que se lo trató de involucrar en la causa conocida como mafia de los Contenedores, comparando su caso al de Traficante.

La aparición de Stiuso provoca suspicacias en distintos ambientes. Nunca una presentación suya es azarosa.

Consultada por El Destape, Natalia Salvo, la abogada de Pedro Etchebest -otra víctima de D’Alessio-, dijo que le “genera suspicacia la oportunidad de la denuncia. Se trata de situaciones que fueron reveladas con anterioridad”.

Caso Traficante

La extorsión de la banda de D’Alessio al empresario aduanero Gabriel Traficante en la que Stiuso se dice víctima se investiga en Comodoro Py y en Dolores. En el juzgado de la Capital Federal solo se sigue ese hecho puntual. Mientras que a 200 km de los tribunales de Retiro se analiza el caso en el marco de un cuadro muy amplio: es uno de los más de 50 hechos que se buscan resolver. Ante este panorama, hay una cuestión de competencia que debe resolverse pronto, porque nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo hecho. Alguno de los dos jueces terminará absorbiendo la pesquisa del otro. Mientras eso se debate, ambos juzgados avanzan con sus casos.

¿Qué se investiga en el caso Traficante? La extorsión de la banda de D’Alessio al empresario, a quien se intentó involucrar en la causa conocida como “mafia de los contenedores”. D’Alessio y compañía le pidieron cuantiosas sumas de dinero. Y aparecieron notas en referencia a su persona con información errada en el diario Clarín, firmadas por Daniel Santoro.

En el expediente que tramita en Comodoro Py, es decir, donde Situso está citado para el próximo jueves, están procesados el mentado D’Alessio; el exAFI Rolando Barreiro; el agente en funciones (suspendido) Claudio Álvarez; y el fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone. A su vez, el juez Rodríguez analiza los pasos a seguir en torno a Santoro, cuyas publicaciones funcionaron como un engranaje más del mecanismo de extorsión que ejecutó la organización criminal.

Contexto judicial

Ramos Padilla le había solicitado a Rodríguez que se inhiba de seguir interviniendo en el caso Traficante porque él también estaba con la investigación, pero el dilema aún no fue resuelto, por lo que la trama se instruye en dos juzgados. Stiuso se presentó en ambos.

De resolverse el conflicto por la competencia del D’Alessiogate (hasta ahora está en Dolores de forma “provisoria”), el expediente o parte de él podría recaer en el juzgado de Rodríguez, ya que es el juez que tiene la investigación más antigua en Comodoro Py. La causa que está radicada en el juzgado federal Nº 9 de los tribunales de Retiro se inició en 2016.

Stiuso se presentó tres años después de iniciada esa pesquisa y en sintonía con un movimiento clave para el futuro del caso que se sustancia en Dolores, donde también se investiga el apriete a Traficante: según se desprende del último fallo de la Cámara Federal de Casación Penal sobre la competencia, la investigación de la red de espionaje ilegal está en Dolores de forma provisoria. Podría dejar de estar en manos de Ramos Padilla en un plazo no muy lejano.

Esta decisión de la sala II de la Casación coincidió con el desplazamiento del juez Alejandro Slokar. Sus colegas, los camaristas Guillermo Yacobucci y Angela Ledesma, hicieron lugar a un pedido de la diputada nacional e imputada, Elisa Carrió, quien lo había recusado. De esta forma, el Gobierno logró correr a un juez que le resultaba molesto en la causa.

En este contexto se conoce la aparición de Stiuso en la causa por espionaje ilegal

Compartir en redes sociales