PARA INICIAR EL COMBATE por Charles Bukowski

llamaron a Céline nazi,
a Pound fascista,
a Hamsum nazi,
pusieron a Dostoievski ante un pelotón
de fusilamiento
y sabes que le dispararon a Lorca
y a Hemingway le dieron terapia de electroshocks
y terminó su vida disparándose a sí mismo
y a Villon lo echaron del pueblo (París)
y Maiakovski,
desilusionado con el régimen
y después de pelear con su amante,
bueno
se dio un tiro en el pecho.
Chatterton, tomó veneno para ratas
y funcionó.
Y dicen que Malcolm Lowry, murió
ahogado en su propio vómito
mientras estaba borracho.
Crane, se fue por el camino de las hélices
de un barco o de los tiburones.
El sol de Harry Crosby era negro.
Berryman, prefirió el puente.
Plath, no encendió el horno.
Pascal, cortó sus muñecas en el
baño (es mejor de esa manera:
en agua tibia).
Thomas y Behan, bebieron hasta morir.
Hay muchos otros
¿y quieres ser
un escritor?
es de ese tipo de guerra:
sabes:
la creación mata,
muchos enloquecen,
algunos pierden el camino y
ya no pueden hacerlo
nunca más.
pocos llegan a la vejez.
pocos hacen dinero.
otros mueren de hambre (como Vallejo).
es ese tipo de guerra:
hay pérdidas en todas partes.
De acuerdo, adelante
pero cuando te saquen arena (como a un saco de boxeo)
de tu punto ciego
no vengas a mí con tus
problemas.
Ahora voy a fumar un cigarro
en la bañera
y luego me voy a dormir.
Escribí esto anoche
en la mesa de la cocina
mientras escucho
Música para los reales juegos artificiales
De Haendel.
Ahora me voy a fumar un cigarro
en la tina de baño
y luego me voy
a dormir.

Compartir en redes sociales