DERECHOS O NEGOCIOS por Fernando Dasencic

Escribo en la semana en que todos hacen los últimos esfuerzos por triunfar
en las PASO. Lo más importante, en todo caso, es lo que significa para el país
el triunfo de una u otra coalición.
Sabemos de antemano que si triunfa la opción oficialista, todo lo que se ha
venido realizando seguirá beneficiando a los sectores más concentrados de la
economía, la realidad hasta el momento así lo indica.
De todas maneras no está de más hacer claridad con alguno de los rubros
que tendrán cambios.
El agua seguramente se privatizara, existe ya un país en el mundo que lo ha
realizado en beneficio de las empresas forestales y mineras grandes
consumidoras de agua. Se trata de Chile, en el cual se miran como espejo
quienes gobiernan este golpeado país.
La salud pasará a ser un bien de consumo en vez de un derecho. El
gobierno actual ha desmantelado los hospitales para beneficiar a las
empresas prestadoras privadas, sin tener en cuenta que más de la mitad de
la población solo tiene acceso a la salud pública.
Con la educación pasará lo mismo que con la salud, el presupuesto para las
universidades públicas, muchas de las cuales han sido creadas para atender
la creciente demanda de distritos menos favorecidos, se reducirá. Con ello se
ahogara la posibilidad de estudiar una carrera a miles de jóvenes que no
podrán pagar el arancelamiento universitario.
La previsión es uno de los temas centrales puestos en la mira del macrismo,
por una parte para cumplir con compromisos contraídos con el FMI y por el
otro, para entregar el manejo de los dineros de los trabajadores al arbitrio de
grandes empresas trasnacionales dedicadas a tal fin.

La creación de Administradoras de Fondos de Pensiones , las que surgieron
en Chile bajo la dictadura de Pinochet, traerá como consecuencia, según la
Fundación Sol que realizó hace algunos meses un estudio comparativo sobre
previsión , que las jubilaciones y pensiones no llegaran a más del 30% del
sueldo en actividad de los cotizantes.
El sistema financiero seguirá modelado para las grandes empresas que
constituyen el capitalismo amigo del gobierno. Por otra parte las PYMES, las
que no se vean obligadas a cerrar como ha sido hasta ahora, subsistirán solo
si se dedican a importar productos lo que conlleva un aumento de la cesantía
y la liquidación del mercado interno.
Lo que más debe preocupar es la posición del gobierno en cuanto a la
vigencia de la democracia. Su propaganda está orientada a crear en la
ciudadanía el consenso que un triunfo de la oposición seria un golpe a la
institucionalidad del país, se trata de crear la disyuntiva, o ganan las
elecciones o se viene el caos y la debacle.
Por último, como lo hemos repetido hasta el cansancio la inmensa mayoría
de los medios de comunicación, son la trinchera desde la cual pretenden
defender el statu quo de los casi cuatro años que gobiernan en beneficio de
minorías oligárquicas.
Los ciudadanos deben ir a votar este 11 de Agosto teniendo en cuenta que es
insostenible cuatro años más de este gobierno.

Hasta la próxima.

Compartir en redes sociales