Huelgas del ’21: Aurora se fue sin saber dónde están los restos de su padre

Aurora López, quien impulsara el pedido a la Justicia para que el Estado Nacional reconozca los crímenes de lesa humanidad en el marco de las Huelgas Patagónicas entre 1920 y 1921, falleció ayer sin saber dónde están los restos de su padre, Alejo López, fusilado el 18 de diciembre de 1920 durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen.

Aurora nació el 18 de febrero de 1922, inscripta en los registros del paraje Koluel Kaike. Nunca conoció a su padre, Alejo López, peón fusilado durante las Huelgas Patagónicas que se sucedieron en la provincia. El fusilamiento de más de 1.500 hombres se dio cuando reclamaban mejores condiciones de trabajo en los campos santacruceños, bajo la decisión política de la mano de Hipólito Yrigoyen.

Los documentos determinaron que Alejo López había salido de la estancia San Javier de Pico Truncado hacia Jaramillo, convocado por otros huelguistas que protestaban. Su nombre aparece en un registro de la Marina, que había llegado poco después de las tropas de XXX Valle para supervisar el número de muertos.

El caso de Aurora fue el primero en llegar a la Justicia para pedir al Estado Nacional el reconocimiento de los crímenes de lesa humanidad y que se pongan recursos a disposición para poder recuperar los restos de su padre.

Aurora tenía 97 años y, dos meses antes, su padre fue acribillado en la estación de Jaramillo, el 18 de diciembre de 1921. El reclamo de la hija del peón data desde el 2014, cuando reclamaba ante organismos de Derechos Humanos para que se iniciara una investigación de oficio. En aquel momento, se acercó a una actividad en una biblioteca de Pico Truncado, localidad donde residía, contando que era hija de un “hombre muerto por pelear”.

“Hubo desaparición forzada y una vida modificada porque Aurora ha crecido huérfana de padre”, señalaron en su momento desde la ONG “Ruta de la Huelga”.

En abril del año pasado se creó la Mesa de las Huelgas Patagónicas, que tuvo como propósito visibilizar los hechos sucedidos y, el 25 de abril de este año, se aprobó por unanimidad el proyecto de Ley para la creación de la Comisión Provincial de la Memoria, cuyo objetivo es la promoción e implementación de políticas públicas en materia de Derechos Humanos, además de la investigación de los Derechos Humanos en la historia provincial para la difusión y conocimiento.

Aurora, en vida, luchó para encontrar los restos de su padre, “si es que encuentran los restos de mi padre, yo quiero tener las cenizas aunque sea, y si a esto hay que seguirlo, que se siga. Hasta que Dios me lleve voy a esperar que me digan dónde están los restos de mi padre”, había señalado.

Sus restos fueron velados el día de ayer en Cochería San José y serán inhumados esta mañana, a las 11 horas

Compartir en redes sociales