Crecen las protestas y se profundiza la crisis en Ecuador

Mientras continuaban las protestas y la represión, el Ejército desalojó a los periodistas del palacio de Gobierno. Al final del día, el presidente Moreno anunció el traslado de la sede de Gobierno a Guayaquil.

La protesta social contra el paquetazo económico del presidente Lenín Moreno y el FMI, sigue en pleno ascenso. La declaración del estado de sitio de la semana pasada y la brutal represión, que ya suma 500 detenidos y decenas de heridos, no hizo más que agravar la indignación popular.

Las columnas de las comunidades indígenas (organizadas en la CONAIE), continúan avanzando hacia la capital por diversas rutas, enfrentando y superando los retenes del ejército mientras se prepara un paro nacional y una gran marcha en Quito, la capital, para este miércoles junto con la principal central obrera (FUT).

Te puede interesar: Con militarización en todo el país, Ecuador comienza una semana de paros y movilizaciones

En Quito, el ejército debió rodear con tanquetas el palacio de gobierno para resguardarlo de los manifestantes y hubo fuertes enfrentamientos en las calles del casco histórico. Por la tarde del lunes, se suspendió el discurso que tenía programado Moreno y los militares desalojaron el palacio de periodistas “por su seguridad”.

El país entero está conmocionado por las protestas, y la debilidad del presidente crece sin cesar. De hecho, en la tarde del lunes se desconoció su paradero durante varias horas y hasta se especulaba con su renuncia. A última hora Moreno difundió un mensaje desde Guayaquil, lejos de la capital, en el que anunció el traslado de la sede de Gobierno a esa ciudad, confirmó que no daría marcha atrás con la quita del subsidio a los combustibles, llamó al diálogo y acusó al presidente venezolano Nicolás Maduro y el ex presidente Rafael Correa de impulsar una desestabilización del país.

FUENTE: LA IZQUIERDA DIARIO

Compartir en redes sociales