Como de costumbre

DANIEL RAFALOVICH

No hay música en al aire

domina la atmósfera un silencio tenue.

La carga eléctrica de las nubes

encuentra polos de atracción

aquí en la tierra.

Y vos mirás sin ver

sin ver

como de costumbre

hacia ese punto fijo

de la ventana abierta.

Compartir en redes sociales