NEGAR LA HERENCIA

«EL PAPA PIENSA COMO NOSOTROS